ADIVINANZAS LAS MÁS FÁCILES


ADIVINANZAS FÁCILES-PAGINA 1

En esta página, encontraras una selección de adivinanzas más fíciles. El repertorio aparte de ser original, de creación propia, es mucho más amplio, aquí solo tienes una pequeña selección de las más facilitas según nuestro criterio.


Si quieres conocer la solución de cada una de las adivinanzas, coloca el puntero sobre el botoncito, espera unos segundos y aparecerá por arte de birlibirloque.

 

 

Son puntitos luminosos,
que adornan la inmensidad;
y solo se dejan ver,
al llegar la oscuridad.

Nunca me pongo de viaje,
sin mi mejor equipaje:
Antenas para orientarme
y casa donde cobijarme.

Llamo mucho la atención
y me encuentro hasta en Marte,
quien mejor me representa
es la sangre y el tomate.

Mezcla un poquito de lluvia,
con un rayito de sol,
mira al cielo o la pared,
y me verás en color.

De casa años atado,
he salido de tu mano,
cumpliendo mi cometido
y, sin perder el sonido.

Me vas a ver en el centro
si me buscas en el mar,
si lo haces en el agua
al principio y al final.

Tanto da te sirvan sopa,
rico postre o estofado,
que vas a dejar la mesa,
hasta los bordes pringado.

Ayudante imprescindible
en las tareas caseras,
y trasporte favorito
de algunas brujas viajeras.


Sin mi permiso no pasas,
yo no te lo voy a dar,
con llave o empujoncito,
te lo tienes que tomar.

Cuando comiences un curso,
la vas a necesitar,
la lucen todos los coches,
por delante y por detrás.

Con luz verde adelante,
con roja debes parar,
la luz ámbar te alerta,
que atiendas a las demás.

Con fichas para jugar,
en la mesa suelo estar;
con alas para volar,
me verás en el corral.

Buena para la salud,
agradable al paladar,
la princesa Blancanieves,
nunca la llegó a tragar.

Caballito de ciudad,
que por cuatro tristes perras,
con lujo y comodidad,
te lleva a donde quieras.

En tu ojo justiciero,
todos nos hemos mirado,
quedando unos contentos
y otros muy decepcionados.

Con pelo y calvorota,
sin pies y con media bota;
con los datos que te doy,
ya debes saber quién soy.

En lugares de relax,
formo parte del paisaje;
junto con la fuente soy,
alivio del caminante.

Por ser muy entretenido,
paso un buen rato contigo;
cuanto deseo saber,
lo muestra tu contenido.

Un palito alargadito,
acabado en cuatro dientes;
es útil imprescindible,
cuando a la mesa te sientes.

Más de cincuenta caballos,
me llevan por mil caminos;
con mi variedad de formas
y vistoso colorido.